Cuál receta buscas?

Clásico argentino: Milanesa napolitana


Las milanesas napolitanas son una de las recetas más típicas Argentina, siendo un plato sumamente recomendado para quienes amen el sabor de las carnes bien condimentadas de Sudamérica, y además, con la oportunidad de acompañarlas con las siempre exquisitas papas fritas, otro plato tradicional de la comida patagónica.

La historia cuenta que la milanesa napolitana, tal como la conocemos hoy en día, no se originó sin embargo en territorio italiano, ni mucho menos en la propia ciudad donde alguna vez brillara Maradona como futbolista. 

En realidad, el origen de la milanesa napolitana fue en un restaurante de Buenos Aires en la década del '40, llamado Napoli por el sitio de procedencia de sus propietarios, volviéndose un clásico de todo el país en la actualidad.

Además, aunque estas milanesas napolitanas pueden ser de pollo, te recomendamos especialmente que pruebes las de ternera que sostienen la receta original, una de las más buscadas por los turistas que llegan a Argentina y, sobre todo, a los barrios coloniales de Buenos Aires cada año.


LA RECETA

Coloca dos huevos en una taza o recipiente y comienza a batirlo junto con un poco de orégano y un poco de sal y pimienta.
Agrega el queso parmesano y el ajo en el pan rallado y déjalos en otro recipiente poco profundo.
Sumerge los filetes por primera vez en la mezcla de huevo, y luego en el pan rallado, cubriéndolos bien con las migajas.
Calienta el aceite de oliva en una sartén y cocina los filetes durante varios minutos por cada lado, hasta que estén dorados y crujientes. Escurre los filetes sobre papel de cocina.
Coloca los filetes en una bandeja para hornear. Enciende el asador del horno y cubre cada filete con una rebanada de jamón, dos o tres cucharadas de salsa de tomate (de le que se usa para las pizzas), y 1/4 taza de queso mozzarella rallado.
Espolvorea un poco condimento italiano sobre el queso y pon los cortes de debajo de la parrilla hasta que el queso se derrita.
Preferentemente, sírvelo caliente, con papas fritas. ¡Y a disfrutar!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario