Cuál receta buscas?

Charquekan, clásico boliviano

El charque es la carne salada y seca al sol, originalmente es de llama, pero también puede ser de res, lo que en México conocemos como machaca.

El charquekan es originario de Oruro, aunque recientemente se ha bautizado como paceño.

Este plato se popularizó en las minas orureñas. Los mineros, luego de su ardua jornada de trabajo, salían cansados de los socavones y lo primero que hacían era comer y la primera oferta que hallaban era charque de llama con mote. 

A este plato se le incorporó la papa con cáscara (papahuayku) y el queso criollo, de esa zona.

Hasta que finalmente este plato se convirtió en el famoso charquekán que ahora lleva también huevo duro o pasado.








LA RECETA


Colocar el charque en un recipiente hondo y vertir bastante agua fría, para desalar por una noche.

Luego escurrir el agua, nuevamente lavar hasta que pueda ser desmenuzado con los dedos. Aquí en México es muy fácil conseguir la machaca en los supermercados.

En cacerola, freír media cebolla finamente picada, una vez transparente, añadir media cucharadita de pimienta, 3 dientes de ajo picado, media taza de habas frescas y una cucharada de ají molido (se puede sustituir con chile piquín o de árbol, si no queremos que pique se sustituye con morón rojo). 

Vertir ocho cucharones de agua caliente y dejar cocer. 

Cuando las habas se encuentren a medio cocer, agregar el charque y dejar cocer hasta que el agua disminuya su volumen y quede casi seco (aprox. veinte minutos).

Hervir 8 papas cambray rojas con sal, junto con los huevos hasta que estos se endurezcan durante diez minutos y luego retirarlos. 


Mientras tanto preparemos la "Sarza", picar un jitomate y mezclar media cebolla en julianas finas y un poco de aceite de oliva.  Salpimentar.

Para servir:
Las habas, las papitas y el charquekán decorados con la sarza y el huevo duro en rodajas


No hay comentarios.:

Publicar un comentario