Cuál receta buscas?

Tortilla de papas (patatas)


No cabe duda que la mayor seña de identidad gastronómica española es la tortilla de patatas.



Hasta hace poco el primer documento conocido en el que se hacía referencia a la tortilla de patatas era un escrito datado en 1817 dirigido a las Cortes de Navarra en el que se hablaba de que los habitantes de Pamplona consumían: dos o tres huevos en tortilla para cinco o seis mezclando patatas, pan, etc. 

Algunos sugieren que fue el general Tomás de Zumalacárregui quien inventó la tortilla de patatas "por necesidad", ya que era un plato sencillo y nutritivo capaz de saciar el apetito del ejército carlista. 



Otros proponen que la invención se le debería atribuir al cocinero belga Lancelot de Casteau, que publicó la receta en 1604 y que trabajó como cocinero de tres obispos de Lieja.

 

Sin embargo, en el libro "La patata en España. Historia y Agroecología del Tubérculo Andino", escrito por el científico del CSIC Javier López Linaje, se sitúa el origen de la tortilla española en la localidad extremeña de Villanueva de la Serena en el siglo XVIII. 



La obra hace referencia a documentos que hablan de la tortilla de patatas en esta localidad en 1798, y atribuye su invención a Joseph de Tena Godoy y al marqués de Robledo.



LA RECETA

Hoy cocinemos una versión típica de Galicia, primero vamos a poner una barrita de mantequilla en un cazo mediano, a fuego medio, y le agregamos la cascara de medio limón y la freímos por unos minutos.

Retiramos la cáscara y agregamos dos zanahorias peladas y cortadas en cubos pequeños. Si quieren agregarle un toque de picante, éste es el momento justo para agregarle unos dos chiles serranos picados.

Ya tiernos, retiramos, agregamos aceite de oliva y vamos a freir dos papas también peladas y cortadas en cubos pequeños.

Cuando esté a media cocción, agregamos media cebolla picada y cuando cambie de color le agregamos la zanahoria que ya freímos.

Mientras termina este proceso, vamos a batir un poco 5 huevos con media cucharadita de harina, sal y pimienta al gusto.

A los vegetales les retiramos el exceso de aceite, en caso necesario, y sin apagar el fuego le agregamos la mezcla de huevos. Integramos muy bien y dejamos reposar a fuego bajo por unos minutos.

Para voltear la tortilla, el proceso clásico, que ya muchos han de conocer, es poniendo un plato sobre la cazuela, la volteamos y la deslizamos de nuevo a la cazuela para completar la cocción por el otro lado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario