Cuál receta buscas?

La dieta mediterránea


Para ver el video haz click aquí

El Comité Intergubernamental de la UNESCO para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial ha acordado  inscribir la Dieta Mediterránea en la Lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.
Esta candidatura transnacional, ha sido elaborada y presentada conjuntamente  por España, Grecia, Italia y Marruecos, y coordinada técnicamente por la Fundación Dieta Mediterránea.


En España este proyecto, liderado por los Ministerios de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, y Cultura, ha contado con el apoyo de todas las Comunidades Autónomas, muchos ayuntamientos y del conjunto de la sociedad civil, a través de miles de adhesiones personales y centenares de asociaciones de todo tipo.
La Dieta Mediterránea es una práctica social, basada en el conjunto de habilidades, conocimientos y tradiciones que van desde el paisaje a la mesa que compartimos todos los mediterráneos y que ha sido transmitida de generación en generación desde tiempos inmemoriales. Es un estilo de vida singular cuya denominación deriva de la palabra del griego antiguo “diaita”, forma de vida y de mediterráneo por ser propio de los pueblos que habitan en las tierras que rodean este mar y que influye en actividades como la cosecha,  recolección, pesca, conservación, transformación, preparación, cocina, y especialmente en la alimentación.


Esta forma de vivir, determinada por el clima y el espacio mediterráneos, se manifiesta a través de fiestas y celebraciones que propician gestos de reconocimiento mutuo, hospitalidad, buena vecindad, amistad, transmisión intergeneracional y el dialogo intercultural. Este sentimiento de comunidad, de identidad común, permite a los pueblos mediterráneos reconocer a este elemento como una parte esencial de su patrimonio cultural inmaterial compartido.


La receta 

Hoy vamos a hacer una salsa con los elementos básicos de esta dieta:


Necesitamos primero una cucharada de aceite de oliva, lo calentamos en una sartén, le agregamos un diente de ajo machacado o hecho puré y un poco de sal.

Por unos momentos lo removemos y dejamos que los sabores y aromas del ajo se mezclen con el aceite.

Retiramos y dejamos enfriar.  Mientras tanto, vamos a mezclar media taza de yogurt natural, entre más espeso mejor, con una cucharadita de aceitunas negras picadas.

Añadimos el aceite con el ajo, y un poco de pimienta negra en polvo. Mezclamos muy bien.

Este dip funciona muy bien con una ensalada, con verduras crudas o simplemente con pan.


1 comentario: