Cuál receta buscas?

Caldo de piedra chinanteco, milenario y delicioso


Para ver el video haz click aquí

En la comunidad de San Felipe Usila, en Oaxaca, la actividad principal era la pesca en el río San Esteban.

Al estar en las labores, los pescadores fueron desarrollando poco a poco la técnica de tallar un hoyo en alguna piedra, 40 cms de profundidad y 70 de diámetro, lo llenaban con los mariscos que iban pescando, lo sazonaban con epazote y hoja santa y para calentar el agua y lograr la cocción echaban unas piedras de río calentadas en una hoguera hasta el rojo vivo.

La pesca era una de las primeras maneras de alimentarse que desarrollaron los humanos, y esto se relaciona mucho con el caldo de piedra ya que San Felipe Usila es una comunidad con mucha agua. El río anteriormente abundaba una gran diversidad de peces y camarones, además cruzan arroyos, manantiales, y mucha vegetación a través del territorio. Los primitivos chinantecos procedieron con el paso del tiempo, labrar las piedras grandes que se encuentran en la orilla del río, dándole forma como a una olla utilizando los utensilios como el diamante (que abundaba en la región antes de la conquista) para poder hacerlo. Dichas piedras se encuentran en la orilla del río hasta la actualidad.  Y en esas piedras con forma cóncava hacían el caldo de piedra, para un grupo de 20 personas, todos comían alrededor de la piedra conjuntamente, es por eso que para nosotros el caldo de piedra no es un platillo común, ya que tiene mucho significado que representa el amor hacia el projimo, la unidad y la forma de trabajo 

Por último, los chinantecos modernos implemetaron otra forma de preparar el caldo de piedra, desde luego respetando la misma receta (la tradicional), esta ves en un recipiente especial conocido como jícara, de igual forma en la orilla del rio. Esta vez la orden es individual cada quien lleva su jícara, pero sigue siendo un trabajo colectivo y de convivencia entre los seres más cercanos y visitantes distinguidos. Después de esta breve reseña histórica podemos darnos cuenta el porqué las mujeres no pueden y no deben preparar este platillo. Caldo de piedra es símbolo y sustento del desarrollo del hombre chinanteco y los medios de vida específios al género masculino, inspirado en el medioambiente local para honrar a sus mujeres y mostrarles su devoción y agradecimiento.colectivo.

Para reproducirla en casa, vamos a poner una jícara natural (es lo ideal) vamos a ponerle una hoja santa, unas pocas hojas de epazote, unos cuantos camarones pequeños, un par de trozos de pescado, langostinos, cebolla picada, jitomate picado, chilito serrano picado y sal al gusto.



La llenamos de agua y viene lo interesante! Vamos a conseguir unas piedras de río, unas 3 ó 4, y vamos a calentarlas al fuego de la estufa hasta que estén al rojo vivo. Si en casa tienen la oportunidad de calentarlas a las brazas en un asador, será mejor.



Cuando estén así de calientes, vamos a poner una al caldo y la dejamos reposar por unos dos minutos, la sacamos y ponemos otra, y así sucesivamente hasta que estén bien cocidos los elementos del caldo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario