Cuál receta buscas?

¿Qué comían nuestros héroes de Independencia?


Para ver el video, haz click aquí

Pensar en los héroes que nos dieron independencia, es hacerlo como caudillos, pero muy rara vez los hemos imaginado disfrutando de algún platillo tradicional de principios del sigo 19.



Los hábitos de la época, según nos cuenta el Arqueólogo Ricardo Rincón, era realizar cinco comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Claro, dependiendo de las posibilidades económicas de cada familia.

Cada clase social tenía una dieta determinada cotidiana, por ejemplo los indígenas y mestizos comían productos de la tierra como frijol, chile y maíz. Por su parte las clases mejor posicionadas eran herederos  de un mestizaje culinario que incluía las diversas plantas importadas de Europa y la introducción de aves y ganado doméstico.

Las acelgas con garbanzo, las obleas los adobos y un sinfín de guisados con res, pollo o cerdo constituyeron la cultura culinaria del México de de principios del siglo 19.

Es importante señalar que en esos tiempos se aprovechaba casi todo el cuerpo del ganado, por ejemplo, un platillo muy apreciado en aquella época eran las orejas de vaca rellenas, que eran remojadas y escaldadas antes de rellenarlas con algún cocido, las apretaban muy bien, las empanizaban y las rebozaban para luego freírlas y servirlas con algún caldillo.

Otro platillo clásico en esos días, era la “olla podrida” también conocida como puchero.



Llevaba carne de ternera, carnero, jamón, chorizo y gallina, con garbanzos y arroz, sazonada con azafrán.

En aquella época histórica, la cocina de nuestro país fue un intenso laboratorio de experimentación en donde se buscaba mejorar sabores y reducir costos y tiempos de preparación.

Ahora sí nos será más fácil imaginar al cura Hidalgo sentado a la mesa con un buen platón de orejas rellenas o una buena olla podrida y una copa de un buen vino.

Basado en el texto original de la Revista "Soy Chef" Septiembre 2011

No hay comentarios.:

Publicar un comentario