Cuál receta buscas?

El aguacate

Para ver el video, haz click aquí

Aguacate es el nombre común con que se conoce a esta generosa planta de la familia de las lauraceas; deriva del náhuatl ahuácatl, que significa testículo, probablemente por la forma colgante del fruto. La Persea americana, nombre científico de la principal especie cultivada, es originaria de las zonas altas del centro y del este de México, así como de las partes altas de Guatemala.



El aguacate es uno de los muchos regalos que México ha dado al mundo. Su sabor, textura y propiedades alimenticias han cautivado a innumerables países que con gusto lo han adoptado, como Francia y otros tan lejanos como Japón. Y es que el mexicanísimo aguacate lleva conquistando paladares de todo el mundo desde hace 500 años. Un ejemplo de ello nos lo da Martín Fernández de Enciso en su Suma de Geografía, publicado en Sevilla en 1519: “lo que hay dentro [del fruto del aguacate] es como mantequilla, tiene un sabor delicioso y deja un gusto tan blando y tan bueno que es maravilloso”.


Los aguacates son un alimento perfecto como sustituto natural vegetariano de las proteínas contenidas en carne, huevos, queso y aves de corral.  Originario de México y Perú, fué introducido a Europa por los españoles, rico vitamina E por lo que ayuda a retrasar los procesos de envejecimiento.

Otro aspecto relevante es que no hay sólo un aguacate, sino diferentes variedades con formas, colores, texturas y sabores propios. De las tres especies primigenias (mexicana, guatemalteca y antillana) se derivan variedades adaptadas a cada condición de cultivo, dando frutos con sabores, texturas, colores y olores variados. Hay quienes prefieren el sabor más fuerte de la variedad criolla, el aguacate pequeño de cáscara negra, o quienes optan por la abundante pulpa de sabor más suave del Hass, o la increíble facilidad de pelar de la variedad fuerte.



El yashu, nombre zapoteca del aguacate, es fuente importante de vitaminas A, C, E, tiamina (vitamina B1), calcio, hierro, magnesio, zinc y otros minerales, que lo hacen un “multivitamínico” natural y muy sabroso. Más aún, la pulpa del aguacate posee la extraordinaria propiedad de ayudar a eliminar el colesterol “malo”, es decir las lipoproteínas de baja densidad, por lo que ayuda a reducir el riesgo de desarrollar arterosclerosis, la temible enfermedad del mundo sedentario de hoy; adicionalmente, se ha observado un efecto benéfico en pacientes con asma y artritis reumatoide.

Preparemos un dip de queso crema y aguacate, sencillo y rápido:

Necesitamos la pulpa de un aguacate, un paquetito de queso crema, unas gotas de jugo de limón para evitar que se oxide, pimienta negra molida y sal.

Si el aguacate está maduro, se puede triturar hasta con un tenedor, mezclemos estos ingredientes muy bien, hasta formar una pasta homogénea.
  
Agregamos a la mezcla un poco de albahaca picada muy finamente, vertemos en un molde para mantequilla (yo usé una cáscara de Cuautecomate) y refrigeramos por un par de horas.


Vamos a acompañarlo con galletas saladas, con totopos de tortila o con pan árabe tostado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario