Cuál receta buscas?

Amaranto


Junto con el maíz, el fríjol y la chía, el amaranto fue uno de los principales productos para la alimentación de las culturas precolombinas de América. Para los mayas, aztecas e incas el amaranto fue la principal fuente de proteínas y se consumía como verdura y grano reventado.

Hoy vamos a preparar unas tortitas de amaranto, muy nutritivas y deliciosas.

Necesitamos 2 claras de huevo a punto de turrón, le agregamos las dos yemas con movimiento envolvente.

Con la llegada de los españoles a América y durante la Conquista, el amaranto fue eliminado de la dieta indígena por razones religiosas y políticas.

Le añadimos amaranto, en su forma más conocida, que es cereal reventado, jitomate y cebolla picados y hoja de planta de amaranto fileteada.  Si quieren, pueden agregar un poco de chile picado, para darle sabor. Y mezclamos muy bien.

Entre los usos actuales del amaranto hoy en día, están las alegrías, las galletas, mazapanes y tortillas.

Vamos a formar “tortitas” y rellenarlas con queso fresco, a freírlas a fuego bajo con muy poco aceite.


El amaranto es el producto de origen vegetal más completo, es una de las fuentes más importante de proteínas, minerales y vitaminas naturales.

Contiene el doble de proteína que el maíz y el arroz, y de 60 a 80 por ciento más que el trigo.

Ya con las tortitas hechas, las podemos acompañar con ensalada o con alguna vinagreta o caldillo (como si fueran de carne).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario