Cuál receta buscas?

Roscas de Reyes Origen y recetas

El origen de la rosca no tiene nada que ver con la llegada de los Reyes Magos a Belén para adorar al niño, sino que parece estar relacionado con las fiestas romanas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo en general pudiera celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno. 

Para estos festejos se elaboraban unos pasteles redondos hechos con higos, dátiles y miel, que se repartían por igual entre los plebeyos y esclavos, aunque en la actualidad se le relaciona de forma directa con una representación complementaria y comestible de la corona de adviento.

Ya en el siglo III, en el interior del dulce se introducía una haba seca, y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un día o una semana.

En Francia toman el Gâteau des Rois que es idéntico a nuestra rosca y la Galette des Rois propia del norte del país.

En México, la representación de la Natividad se incorpora a la rosca de reyes, en donde se incrustan en el pan uno o varios muñequitos escondidos alusivos a Jesucristo, simbolizando que el niño tuvo que ser escondido y protegido.

Como sabemos, la persona que encuentre el muñeco tiene que dar una fiesta con tamales el día de la Candelaria que es el 2 de febrero. Es muy probable que esta tradición provenga de la tradición española específicamente de Navarra y Andalucía.

A continuación un par de recetas:


Tradicional









  • ½ kg. harina
  • 125 gr. azúcar
  • 3 huevos
  • 1/2 vasito de agua de azahar
  • 1 copita de ron
  • 1 chorrito de leche
  • 20 gr. levadura de panadero
  • 150 gr. de mantequilla
  • Una pizca de sal
  • Ralladura de limón y naranja



  • Mezcla la harina con el azúcar, los huevos, la leche, el azahar, la levadura, el ron la ralladura de los cítricos y la sal y amásalo todo con cuidado hasta que quede una mezcla compacta y sin grumos.

    Una vez que has conseguido la mezcla deseada, agrega poco a poco la mantequilla, en pomada, hasta conseguir una bola de masa suave. Déjalo reposar en un recipiente tapado con un paño un poco húmedo, hasta que duplique o triplique su volumen.

    Vuelve a amasar, para eliminar el exceso de gas que haya creado en la fermentación, pero hazlo con cuidado para que no se baje del todo la masa. Dale forma de roscón y déjalo reposar de nuevo en una placa de horno hasta que vuelva a engordar.

    Adorna con frutas escarchadas (si no te gustan siempre puedes sustituirlas por frutos secos enteros o machacados) y no se te olvide meter en dentro de la masa, el haba o muñequito.

    Si se quiere, la rosca de Reyes se puede abrir a la mitad y rellenarlo con crema, con nata o con chocolate.

    Mételo al horno precalentado a 180º, durante 28 minutos; dependiendo de tu horno, lo ideal es que revises constantemente la cocción y la saques cuando esté un poco dorada la corteza. 



    Si quieres en el momento de servir puedes cortarlo por la mitad y rellenarlo con lo que más te guste, crema de nata, chocolate, moca, vainilla...




    Rosca rellena trenzada al brandy

    Masa:

    500 gr de harina.
    150 gr de mantequilla.
    40 gr de levadura.
    4 cuch de azúcar.
    2 huevos.
    1/2 taza de leche.
    1 cuch de agua de azahar.
    Ralladura de limón.
    1 cdita de sal.

    Relleno:

    200 gr de pasta de almendras.
    100 gr de azúcar glass.
    200 gr de nueces.
    1 clara de huevo.
    2 cuch de cognac o brandy
    Huevo batido para pintar (opcional).

    Deshacer la levadura con leche tibia, incorporar unas cucharadas de harina y unir con cuchara de madera. Añadir la mantequilla y el agua de azahar y seguir trabajando la preparación. Agregar la ralladura de limón, el azúcar, los huevos, la sal y el resto de la harina. Unir bien. Mezclar con las manos todo hasta que la masa esté tersa. Colocar en un recipiente y dejarlo reposar en un lugar tibio, tapado con un manto.

    Cuando la masa haya aumentado dos veces su volumen, volver a amasarla para extraer el aire, dividir en dos partes y dejarla unos momentos hasta amasar. (Hay quien la realiza con tres partes para trenzar).

    Relleno y armado:

    Preparar la pasta de almendras , amasando con el azúcar glass, el huevo y el licor. Hacer rollos para rellenar. Estirar la masa con el rodillo, hasta obtener dos rectángulos alargados. Colocar en el centro de cada uno, el rollo de pasta de almendras, colocar encima las nueces picadas.

    Enrollar cada uno de los rectángulos de masa. Luego realizar con los dos o tres rollos de masa (que contienen adentro la pasta y las nueces) y formar una trenza.

    Unir los extremos, para dar forma de rosca

    Así, dejar reposar nuevamente. Barnizar con huevo batido y hornear a temperatura moderada (200ºC) durante media hora a cuarenta minutos, hasta que esté dorada.

    Para decorar con costra de concha

    50 g Azúcar glass
    50 g Manteca vegetal
    100 g Harina
    1 cuch. Vainilla
    colorantes vegetales

    Batir todos los ingredientes, menos los colorantes, cuando están bien incorporados, dividir en partes iguales, para a cada una ponerle una gota de colorante diferente, hacer "gusanos" aplanar un poco y decorar la rosca antes de meterla al horno..


    Difícilmente encontraremos hoy en día a alguna familia que hornee su propia rosca, sin embargo, podemos preparar algunas salsas dulces para acompañar la rosca que compremos, el tip del Chef de hoy consiste en eso precisamente, preparemos salsas con las que bañaremos nuestra rosca…

    Iniciemos con una salsa envinada de nata:


    Bate 50 grs de mantequilla a temperatura ambiente y 75 grs de azucar blanca, cuando esten bien mezcladas añade 3 yemas de huevo, luego agrega media taza de brandy y 300 gr de nata espesa.. cuando este bien batido todo… pon la mezcla a baño maría hasta que espese un poco… mientras está templada baña cada trozo de rosca y deja reposar 5 minutos…

    Continuamos con una salsa de tres leches, clásica de la repostería mexicana contemporánea, solamente debemos mezclar una lata de leche evaporada, una lata de leche condensada y 400 ml de leche entera, luego bañar los trozos de rosca y dejarlos reposar una noche…

    Otra opción deliciosa y llena de sabor típico mexicano es la salsa de rompope, para hacerla solo tienes que calentar dos tazas de crema para batir con media taza de azucar refinada hasta que se disuelva, agrega una y media taza de rompope y cuatro cucharadas de fécula de maíz disuelta en un tercio de taza de agua.. la fecula es la Maicena.

    Mezcla muy bien y deja que el fuego bajo la cocine hasta espesar ligeramente, retirala del fuego y dejala enfriar… Ahora si, baña tu trozo de rosca con esta salsita…

    A disfrutar y consentir a los 5 sientidos!!!

    1 comentario:

    1. Muchas gracias Chef por la receta, la escuche hoy por la mañana en el 88.9 y no hay duda, este año, como los anteriores, hornearemos nuestra propia rosca de reyes (y no somos panaderos, jaja) pero ahora con su propio toque. Feliz año!!

      ResponderEliminar