Cuál receta buscas?

El aceite de oliva


Amigos, los bajos niveles de enfermedades cardiacas en los países mediterráneos están asociados a una dieta en donde el aceite de oliva es uno de los ingredientes favoritos, les menciono a continuación algunas de las razones para usarlo de forma cotidiana:

·         Para la gente diabética es muy recomendable pues disminuye las dosis de insulina diaria.

·          Es un gran antioxidante, pues impide la oxidación celular previniendo así muchas enfermedades, incluso la vejez prematura.

·         Ideal para el aparato digestivo, disminuye el ácido gástrico, ayuda al vaciamiento de la vesícula biliar lo que ayuda a impedir la formación de cálculos biliares.

·      También mejora la absorción intestinal de diversos nutrientes.

Éstos, entre muchas otros, son algunos de los beneficios de consumir este aceite, que por cierto, es incorrecto decir “aceite de olivo” ya que no es extraido del árbol, sino de la aceituna, por eso es “de olivA”

Para hablar y seguir las huellas del aceite de oliva, tenemos que remontarnos a tiempos bíblicos, donde en la cuenca del mediterráneo los egipcios, fenicios y griegos se encargaron de cultivarlo y transmitir de generación en generación la tradición de hacerlo. Desde entonces continúa viva y hoy por hoy podemos gozar de sus beneficios y maravilloso sabor.

No todos los tipos de aceites de oliva son iguales. al igual que en los vinos, disponen de una complejidad sensorial, tanto aromática como gustativa muy alta. Estas diferencias en el aceite de oliva, dependen de la tierra, la elaboración y la variedad de aceituna empleada.

Dentro de los tipos de aceites de oliva se pueden clasificar:


  •          Aceite de oliva extra virgen. Por su nivel de acidez. Primera prensa en frío.

  •            Aceite de oliva virgen. Aquel que sale del segundo prensado en frío.  

  •     Aceite de oliva. Aquel que sale de prensados posteriores y que además se provocan aumentos en la temperatura de las olivas.

  •          Aceite de orujo de oliva. Se obtiene de los restos de las aceitunas tras haber extraído el aceite de oliva.

Además de utilizarlo para freir, o directamente en algunos platillos, también podemos hacer vinagretas, para bañar algunas ensaladas o vegetales cocidos, por ejemplo, una vinagreta de orégano:

Pon cuatro cucharadas de aceite de oliva, una de vinagre de manzana, una pizca de sal, y media cucharadita de orégano recién molido, mezcla bien y sirve.

Esta vinagreta dá un excelente sabor a platillos o ensaladas que incluyan calabacitas cocidas o queso de cabra.

Que les parecería una vinagreta de vainilla y naranja, para acompañar un buen filete..

Mezclemos una taza de aceite de olivo, una cucharadita sal,
dos cucharadita de Oregano molido, el jugo de una Naranja
Vino blanco, si es filete de pescado, o si es carne roja: Vino tinto, dos cucharadas de orégano molido y dos cucharaditas de vainilla.  Si lo prefieres, puedes licuarlo para lograr una mezcla homogénea. 

Bañen el filete con la mezcla y disfruten..

Ya sea en una vinagreta, solo, o utilizado para freir en nuestra cocina, es recomendable consumir alrededor de 4 cucharadas diarias, además de los deliciosos resultados que obtendremos.

Amigos, hagan la prueba, siempre que vayan a usar aceite, que sea de oliva, les aseguro que no se arrepentirán y lo disfrutarán mucho.. Yo lo hago en mi cocina desde hace mucho…

Saludos a todos!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario