Cuál receta buscas?

Comida que nos ayuda a descansar


Amigos, se han terminado las vacaciones, y para muchos, es ahora cuando realmente necesitamos descansar, tuvimos desveladas, jornadas maratónicas aunque divertidas, muchas horas en la carretera…

Y para conciliar el sueño, hay varios elementos en nuestra alimentación que podemos aprovechar, por su composición nutritiva, tienen una acción directa sobre el sueño: afectan al sistema nervioso y favorecen la liberación de sustancias como la melatonina y la serotonina que, relacionadas con la sensación de relajación, nos ayudan a descansar mejor.

Algunos de estos alimentos son:

Los plátanos: Son pastillas para dormir naturales. Una inyección de melatonina y serotonina, además son ricas en magnesio, un relajante muscular.

 La avena
 es una de las mejores fuentes de melatonina, y por ser rica en hidratos de carbono, ayuda a liberar serotonina. Otro punto a favor: como es de lenta digestión, no interrumpe el sueño.

Semillas de lino
. Además de ser ricas en triptofano, contienen ácidos grasos omega 3, que ayudan a levantar el ánimo. Agrega dos cucharadas a tus cereales o ensaladas, y vas a ir a la cama de buen humor. 

El Pan integral
es Rico en vitaminas B1 y B6. Con miel, ayuda a que el triptofano llegue al cerebro, donde se convierte en serotonina y permite descansar mejor.



El Té de manzanilla.
 entre las infusiones relajantes, la manzanilla es la preferida para ayudar a conciliar el sueño. Al igual que el tilo y la melisa, tiene un efecto sedante.

Vamos a ponernos los delantales!! Y hagamos unas deliciosas galletas de avena, plátano y nueces!!

Mezcla en un recipiente grande 1 y media taza harina, media taza de almendra en trozos pequeños, una cucharada de canela en polvo, una de bicarbonato y otra de sal.

Aparte bate una taza de mantequilla suavizada con una taza de azúcar y agrégale poco a poco una taza de plátano machacado, entre más maduro mejor, luego agrega una chucharada de vainilla ya listo, vacía esta mezcla a la harina.

Amasa todo perfectamente y junta la pasta y colócala en una bolsa de plástico limpia, ponla en tu refrigerador por una hora.

Cuando haya pasado este tiempo prepara charolas para galletas, con placa de silicón o engrasándolas con mantequilla, y vacía cucharadas de la pasta, deja un poco de espacio entre una y otra galletita, recuerda que van a expandirse. Hornéalas durante 15 minutos a una temperatura de 180 grados centígrados.


Y ahora sí amigos!! Un par de estas galletitas con un vaso de leche tibia nos llevará a una noche de magnífico descanso!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario