Cuál receta buscas?

La mujer y el vino


Cada vez más la mujeres son las principales protagonistas de la tendencia del vino. Y esto no se le ha escapado a las bodegas que han optado por enfocarse y conocerla como consumidora. En muchos países, este boom se va haciendo más notorio. 
La idea de que el vino es cosa de hombres ya es arcaica; cada vez más son las mujeres las que pisan fuerte en el mundo vitivinícola. Ellas están consideradas como el nuevo consumidor, y según las tendencias que se están dando en el mundo son un público a investigar. Muchas bodegas han optado en enfocarse aún más, y destinar productos especialmente para ellas.
Este fenómeno que se viene dando, según especialistas, dicen que las mujeres son el futuro del consumidor, y que cuando de ellas se habla hay que ser más cuidadosos en cuanto a diseño. Marguerite Thomas fue la única mujer que cató los vinos de Argentina en el concurso de vinos “Argentina Wine Awards”. Una de las cosas que resaltó fue el hecho de que las mujeres en EEUU están consumiendo más vinos que los hombres. “Las bodegas no se deben olvidar de este segmento que pronto liderará el mercado de vinos”. Una de las diferencias que en su momento recalcó sobre los gustos entre los hombres y las mujeres es que a ellas les gustan los vinos más frutados y no aquellos que contengan una acidez elevada. En cuanto al diseño del packaging dijo que, “una diferencia clara es que las mujeres, además, eligen el vino muchas veces fijándose en la etiqueta, en la belleza y el buen gusto de la etiqueta, algo que los hombres hacen menos; a la hora de comprar uno nos fijamos en el diseño que tenga y es muchas veces el punto clave de compra. Por último, también puedo decir que no se dejan guiar por los puntajes de las revistas especializadas (eso es cosa de hombres), sino más bien por lo que le gusta a su familia y por el bolsillo”, agregó Marguerite Thomas. 
En México, una gran protaginasta es Georgina Estrada, Sommelier, quien en su website www.ginasommelier.com.mx nos lleva de la mano para adentrarnos en el maravilloso mundo del vino, ya sea que seamos principiantes o que tengamos ya camino recorrido, encontraremos comentarios, guías y recomendaciones únicas..
Otra de las mujeres influyentes y reconocidas en la vitivinicultura es Isabel Mijares. Ella comentó, con respecto a este consumidor, que las mujeres debido a su imaginación y a su sensibilidad, son capaces de captar y de apasionarse mucho más con el vino que un hombre. “Creo que la mujer le pone más alma en todo, la mujer es extrema en todo, también en la cata pone los cinco sentidos. Es más sensible, más imaginativa, más visceral”, dijo la mujer del vino.
Por lo general las mujeres simpatizan con los vinos blancos y suaves pero de a poco en nuestro país, el público femenino opta por vinos con más carácter”, resumió Ariel Fuentes, encargado del área de marketing y diseño de la Bodega NQN.
Por el mundo
Un reporte de Wine Intelligence remarca que las mujeres adquieren los vinos en supermercados, donde hacen las compras todos los días. El gusto de ellas por lo general está relacionado a vinos frescos y amables, nada fuertes. Entre uno tinto y uno blanco, ellas prefieren este último: Chardonnay y Pinot Grigio.
En el Reino Unido, por ejemplo, los últimos datos muestran que las ventas de vino han aumentado en cerca de un 30% en los últimos cinco años gracias, entre otras cosas, a la creciente demanda femenina. El resultado de diversos estudios concluye que en Gran Bretaña siete de cada diez mujeres beben vino regularmente frente a seis de cada diez varones.
El consumo de las mujeres es más fuerte aún en los pubs, clubes y restaurantes: un 36% de las mujeres dicen preferir vino blanco en ese tipo de establecimientos, frente a sólo un 21% de los hombres. Las mujeres son también más aficionadas al vino tinto que los hombres, indica el sondeo, recogido por el diario ‘The Independent’.
En Estados Unidos, las mujeres han sido identificadas como una de las claves del futuro del sector. Estudios señalan que cerca del 70% de la decisión de compra de un vino es realizado por una mujer, hecho que no se debe olvidar al momento de realizar una promoción o lanzar un nuevo producto, y que tiene de cabezas a los creativos para captar tal segmento.
En este país, desde hace más de dos años producen vinos específicos para mujeres con nombres tales como "Working Girl" ("Muchacha Trabajadora") o "Mad Housewife" ("Loca ama de casa"). Mientras tanto, en la vieja Europa comienza a percibirse otro fenómeno con acento femenino, el de idear vinos frescos, suaves, con una baja tasa etílica (para reducir de paso las calorías de cada copa). Un gran ejemplo de esta tendencia es el vino holandés Sophie & Sophie, un caldo rosado comercializado en pequeñas botellas. Realmente desde un punto de vista estricto no es sólo vino puesto que está elaborado con un 51% de vino, un 31% de vino sin alcohol y un 18 por ciento de mosto de uva. Este vino sólo contiene 5,5 grados de alcohol y la mitad de calorías de un producto similar. Nuevos vinos para adaptarse a los nuevos tiempos y a los paladares femeninos.
En Chile hay promociones y eventos orientados a un mercado antes dominado por hombres, razón por la cual, el mercado se está ajustando al crear nuevos productos, campañas y estrategias que pretenden seducir al mercado de las mujeres.
En donde más se ve esta tendencia es en los supermercados locales, casi el 50% de la decisión de compra queda en manos de las mujeres.
En Bélgica, el vino también es cosa de mujeres. El 70% de las compras de vino son realizadas por mujeres, de acuerdo con un estudio publicado por el canal RTL. A la hora de elegir qué vino comprar, las mujeres prefieren los que se puedan maridar con platos que van a cocinar o en función de su relación calidad-precio. Los hombres, en cambio, eligen el vino de acuerdo con el país o la región de donde provenga.  


No hay comentarios.:

Publicar un comentario