martes, 21 de octubre de 2014

Arroz caldoso con pollo


Para ver el video haz click aquí.

Hoy vamos a preparar una receta deliciosa, muy fácil y perfecta para compartir con la familia.

Haremos un arroz caldoso con pollo.

En una cazuela vamos a poner suficiente aceite de oliva para cubrir el fondo, lo ponemos al fuego y cuando esté caliente ponemos 2 dientes de ajo pelados y partidos en mitades, y un puñito de almendras fileteadas.




Cuando doren ligeramente las reservamos y en ese mismo aceite vamos a dorar media pechuga de pollo en cubitos y salpimentada.



Ya sellada, también la reservamos.

Añadimos un poco más de aceite y sofreímos media cebolla picada y un chile mulato en aros muy finos. Cuando la cebolla cambie de color agregamos dos tomates picados finamente.



Unos minutos después agregamos la carne, una hoja de laurel, una pizca de clavo molido, una cucharada de páprika o pimentón molido y tres tazas de agua. Tapamos la cazuela y dejamos a fuego medio por 10 minutos.


Bajamos el fuego y tomamos un poco de agua para martajar los ajos y almendras, lo agregamos y también añadimos una taza de arroz.





Así a fuego bajo y con la cazuela tapada dejamos hasta que el arroz esté en su punto.


Para decorar, ya servido le agregamos un poco de perejil picado


viernes, 17 de octubre de 2014

Quiche de flor de calabaza

Para ver el video haz click aquí


La palabra quiche proviene del vocablo Küchen en el dialecto lorenés, hablado en la región de Lorena, en el noreste de Francia y ya fronterizo con Alemania. 


La receta del quiche lorraine  ( que es el original) proviene de esta región francesa y consiste en una tarta salada abierta elaborada con masa brisa (masa quebrada) a la que se vierte una salsa batida de lácteos diversos (leche o crème fraîche) y huevo denominada migaine. La migaine suele aromatizarse con pimienta negra y nuez moscada molidas. 

Esta receta original es conocida de la que proceden todas las demás variantes de quiche. La palabra aparece por primera vez en Nancy, capital de Lorena, en 1605. En un principio, el relleno se componía solo de huevos y crema de leche o nata fresca (en algunas ocasiones rallado de queso Gruyère ). En el siglo XIX, se le añadieron las pequeñas tiras o tacos de panceta (tocino) magra, fresca o ahumada, que caracterizan la quiche lorraine de hoy en día.

LA RECETA

Necesitamos un poco de masa quebrada, puede ser hojaldre, extendida y puesta sobre un molde.

Para preparar la masa quebrada casera, solo hay que hacer un volcán con 250 gr de harina, añadir mantequilla en dados y dos pizcas de sal, y lo vamos uniendo todo hasta conseguir una masa arenosa. Agregamos poco a poco una 4 o 6 cucharadas de agua fría mientras seguimos amasando hasta obtener una masa homogénea. No se debe amasar demasiado porque eso endurece la masa. Se hace una bola y se guarda en el refrigerador durante media hora envuelta en film de cocina.


Enmoldamos


Vamos a hornear la pasta “en ciego” esto significa que vamos a ponerle encima algo de peso que le impida formar burbujas, pueden ser leguminosas como habas o frijoles. Horneamos en horno precalentado a 180º por 15 minutos. Luego quitamos el peso (leguminosas), barnizamos con huevo batido y horneamos de nuevo por 5 minutos mas.

Hornear en ciego


Para el relleno vamos a freír con aceite de oliva 150 gr de tocino, dos dientes de ajo y 50 gr de aceitunas negras, todos picados y hasta dorar ligeramente.




Por otro lado, vamos a batir 1 taza de crema espesa, ¼ de taza de leche, 4 huevos y sal y pimienta al gusto.



En el molde con la base vamos a poner la mitad de la fritura, tres flores de calabaza en rodajas y 100 gr de manchego rallado, luego la mezcla de crema y huevo y por último el resto de la fritura y otras tres flores de calabaza, pero esta vez en julianas, para decorar.



Volvemos a meter el molde al horno, que sigue precalentado a 180º, y lo dejamos ahí por alrededor de media hora o hasta que esté cuajado y ligeramente dorado.