viernes, 29 de agosto de 2014

Bollitos rellenos de huevo tibio y champiñones gratinados


En unos minutos podrás ver el video aquí.

El desayuno es el alimento mas importante del día, y hacerlo atractivo no es cosa fácil.

Hoy vamos a hacer uno que la familia va a quedar encantada: bollitos rellenos de huevo al horno.



Primero salteamos medio ajo picado finamente y 4 champiñones troceados, agregamos un poco de vino blanco, un poco de sal y reservamos.

Con un cuchillo sierra le quitamos la tapa a dos bollitos, los ahuecamos y los rellenamos con un poco de la mezcla de champiñones.

Le agregamos un huevo entero crudo, y sobre él un poco de sal y eneldo picado muy finamente.

Precalentamos el horno a 140º y colocamos dentro una fuente o charola profunda con agua en la parte baja del horno, para lograr un ambiente húmedo.

En la parte media colocamos la charola con los bollitos rellenos.

Los dejamos ahí por unos 10 minutos, o hasta que el huevo tome la consistencia que les guste, tibio o bien cocido.

Para finalizar le espolvoreamos un poco de queso rallado para que gratine.

Para servir le rociamos un poco de salsita, de la que mas les agrade

martes, 26 de agosto de 2014

Tortilla de papas (patatas)


No cabe duda que la mayor seña de identidad gastronómica española es la tortilla de patatas.



Hasta hace poco el primer documento conocido en el que se hacía referencia a la tortilla de patatas era un escrito datado en 1817 dirigido a las Cortes de Navarra en el que se hablaba de que los habitantes de Pamplona consumían: dos o tres huevos en tortilla para cinco o seis mezclando patatas, pan, etc. 

Algunos sugieren que fue el general Tomás de Zumalacárregui quien inventó la tortilla de patatas "por necesidad", ya que era un plato sencillo y nutritivo capaz de saciar el apetito del ejército carlista. 



Otros proponen que la invención se le debería atribuir al cocinero belga Lancelot de Casteau, que publicó la receta en 1604 y que trabajó como cocinero de tres obispos de Lieja.

 

Sin embargo, en el libro "La patata en España. Historia y Agroecología del Tubérculo Andino", escrito por el científico del CSIC Javier López Linaje, se sitúa el origen de la tortilla española en la localidad extremeña de Villanueva de la Serena en el siglo XVIII. 



La obra hace referencia a documentos que hablan de la tortilla de patatas en esta localidad en 1798, y atribuye su invención a Joseph de Tena Godoy y al marqués de Robledo.



LA RECETA

Hoy cocinemos una versión típica de Galicia, primero vamos a poner una barrita de mantequilla en un cazo mediano, a fuego medio, y le agregamos la cascara de medio limón y la freímos por unos minutos.

Retiramos la cáscara y agregamos dos zanahorias peladas y cortadas en cubos pequeños. Si quieren agregarle un toque de picante, éste es el momento justo para agregarle unos dos chiles serranos picados.

Ya tiernos, retiramos, agregamos aceite de oliva y vamos a freir dos papas también peladas y cortadas en cubos pequeños.

Cuando esté a media cocción, agregamos media cebolla picada y cuando cambie de color le agregamos la zanahoria que ya freímos.

Mientras termina este proceso, vamos a batir un poco 5 huevos con media cucharadita de harina, sal y pimienta al gusto.

A los vegetales les retiramos el exceso de aceite, en caso necesario, y sin apagar el fuego le agregamos la mezcla de huevos. Integramos muy bien y dejamos reposar a fuego bajo por unos minutos.

Para voltear la tortilla, el proceso clásico, que ya muchos han de conocer, es poniendo un plato sobre la cazuela, la volteamos y la deslizamos de nuevo a la cazuela para completar la cocción por el otro lado.

viernes, 22 de agosto de 2014

Sopa fria de mango


Para ver el video haz click aquí

Otra sopa fría para esta época de calor, hoy prepararemos una de mango.

Licuar la pulpa de dos mangos, pueden ser de manila o ataulfo, que estén dulces, con media taza de caldo de pollo, media cucharadita de curry en polvo y unas pizcas de clavo molido.

Por otro lado, en una olla salteamos media cebolla y dos dientes de ajo, ambos picados muy finamente.

Cuando cambian de color, agregamos la mezcla de mango. Añadimos medio litro de leche entera y una taza de caldo de pollo.

Lo dejamos a fuego bajo por unos 20 minutos.

Lo dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego lo refrigeramos por dos horas para servir muy frío.

Si quieren lo pueden decorar con unos croutones, para darle un poco de textura crujiente.


martes, 19 de agosto de 2014

La dieta mediterránea


Para ver el video haz click aquí

El Comité Intergubernamental de la UNESCO para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial ha acordado  inscribir la Dieta Mediterránea en la Lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.
Esta candidatura transnacional, ha sido elaborada y presentada conjuntamente  por España, Grecia, Italia y Marruecos, y coordinada técnicamente por la Fundación Dieta Mediterránea.


En España este proyecto, liderado por los Ministerios de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, y Cultura, ha contado con el apoyo de todas las Comunidades Autónomas, muchos ayuntamientos y del conjunto de la sociedad civil, a través de miles de adhesiones personales y centenares de asociaciones de todo tipo.
La Dieta Mediterránea es una práctica social, basada en el conjunto de habilidades, conocimientos y tradiciones que van desde el paisaje a la mesa que compartimos todos los mediterráneos y que ha sido transmitida de generación en generación desde tiempos inmemoriales. Es un estilo de vida singular cuya denominación deriva de la palabra del griego antiguo “diaita”, forma de vida y de mediterráneo por ser propio de los pueblos que habitan en las tierras que rodean este mar y que influye en actividades como la cosecha,  recolección, pesca, conservación, transformación, preparación, cocina, y especialmente en la alimentación.


Esta forma de vivir, determinada por el clima y el espacio mediterráneos, se manifiesta a través de fiestas y celebraciones que propician gestos de reconocimiento mutuo, hospitalidad, buena vecindad, amistad, transmisión intergeneracional y el dialogo intercultural. Este sentimiento de comunidad, de identidad común, permite a los pueblos mediterráneos reconocer a este elemento como una parte esencial de su patrimonio cultural inmaterial compartido.


La receta 

Hoy vamos a hacer una salsa con los elementos básicos de esta dieta:


Necesitamos primero una cucharada de aceite de oliva, lo calentamos en una sartén, le agregamos un diente de ajo machacado o hecho puré y un poco de sal.

Por unos momentos lo removemos y dejamos que los sabores y aromas del ajo se mezclen con el aceite.

Retiramos y dejamos enfriar.  Mientras tanto, vamos a mezclar media taza de yogurt natural, entre más espeso mejor, con una cucharadita de aceitunas negras picadas.

Añadimos el aceite con el ajo, y un poco de pimienta negra en polvo. Mezclamos muy bien.

Este dip funciona muy bien con una ensalada, con verduras crudas o simplemente con pan.